lunes, 30 de septiembre de 2019

Préstamos hipotecarios: Lo que debes saber antes de adquirir una nueva vivienda

Adquirir un nuevo inmueble generalmente resulta ser una decisión engorrosa, no sólo la elección del lugar más conveniente sino que también se deben tener en cuenta ciertos aspectos necesarios para comprar el mismo. La opción más frecuente para la compra es solicitar préstamos hipotecarios.

Estos préstamos tienen dos características esenciales, en primer lugar, el contrato de préstamo, en el cual se detallan las obligaciones y las condiciones del mismo, tales como las cuotas, los plazos de devolución, entre otros. En segundo lugar, la garantía hipotecaria en la cual se establece que los prestamistas de minicréditos pueden tomar el bien hipotecado en caso de impagos. Es por ello que antes de solicitar un préstamo hipotecario es fundamental asegurarse de que cuenta con los recursos necesarios para asumir la deuda que esto implica.


Aspectos a considerar antes de adquirir un préstamo
Antes de solicitar cualquier préstamo, se deben tener en cuenta cuatro aspectos importantes del préstamo hipotecario.
  1. Importes del préstamo, los cuales son los que determinan el plazo de amortización y la cuota a pagar, estos incluyen el valor de tasación de la vivienda, el cual se diferencia del valor de compraventa del inmueble; y la capacidad de endeudamiento de quien solicita el préstamo, el cual refiere al estudio realizado por la entidad financiera de sus gastos e ingresos y así evaluar su capacidad mensual de pago.
  2. Tipos de interés, los cuales son: interés fijo, en el cual la tasa de interés y la cuota mensual no varía en todo el tiempo de duración del préstamo. Interés variable, en el cual incluye un valor de referencia y un diferencial fijo se evaluará semestral o anualmente, dependiendo de cada caso. Por último, el más habitual,  el préstamo mixto en el cual se mezclan las dos modalidades anteriores.
  3. Gastos asociados, los cuales se refieren a aquellos gastos incluidos en el trámite de préstamo, como lo son los gastos de notario y registro de propiedad, impuestos de formalización del préstamo, entre otros. Estos representan aproximadamente un 3% del importe.
  4. Comisiones las cuales se refieren a la comisión de apertura. Se calcula de un porcentaje de la cantidad prestada, son una serie de compensaciones en caso pagar la deuda antes de finalizar el plazo estipulado.
Antes de adquirir cualquier préstamo, se recomienda el uso de simuladores de hipotecas, los cuales te permitirán calcular la hipoteca, es decir, la cuota mensual a pagar con cada préstamo bancario. Esta es una opción excelente puesto que le permitirá comparar entre las diferentes opciones de préstamos cuál es la que más se adapte a sus necesidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario